Conchi es nuestra cocinera y debe ser cierto que se conquista a una persona por el estómago porque a nosotros nos tiene a todos rendidos. No es solo lo bien que huele siempre por las mañanas en los aledaños de nuestro comedor, en serio, ¡aunque toque coliflor! Le imprime su sello personal a sus menús. Dicho de una cocinera, suena a tópico pero gracias a sus platos, en el cole es como si estuvieras comiendo en casa.

¿Y cuál es su sello personal? El cariño, la solidaridad, la amabilidad, la consideración, la colaboración, el trabajo constante. Todos estos ingredientes no los facilita ningún proveedor, pero el resultado es mágico.