Personal no docente que ha desarrollado los trabajos de limpieza del centro desde 1993, 24 años, y que se ha jubilado este año.
Lo primero, destacar y poner en valor el trabajo de limpieza, imprescindible en cualquier ámbito, pero más aún en un centro educativo, ya que sin el mismo no podríamos funcionar.
Pero Aurora no es sólo personal de limpieza sino una persona muy querida por toda la comunidad de nuestro centro.
Nos quedamos con su predisposición y su cariño con todas y todos, siempre con una sonrisa.
Proponemos a Aurora por su compromiso con toda la comunidad educativa, para agradecerle todos estos años de trabajo.