Son muy jovencitas, llevan tres añitos en el mundo pero son valientes y decididas.

Luchan por tener un Centro Educativo completo desde antes de existir el propio centro.

Con familias así de comprometidas se consigue una mejor educación de calidad, son un ejemplo a seguir, brillantes y entiende que el colegio no es solo dejar a sus hij@s y ya está, si no que hay que terminarlo, implicarse y participar de lleno en la vida del centro.

Enhorabuena, con vuestra fuerza conseguiréis la Luna, completa!