Aída es la implicación personalizada. El IES PROFESOR JULIO PÉREZ es su segunda casa y yo diría que casi la primera. Desde que llegó al centro ha asumido como propio el proyecto educativo del centro y lo ha llevado a su máximo esplendor. Entiende la educación como una vocación vital y hace suyos cada uno de los problemas de nuestros alumnos. Conoce a cada uno por su nombre y tiene en su cabeza todos los datos que pueden servir de ayuda para su acompañamiento. Está entregada a la causa de la violencia de género y organiza todas las actividades relacionadas con ello como tantas y tantas iniciativas que protagoniza en el centro. Muy colaboradora con los proyectos que el ayuntamiento propone al nivel educativo.